¡Feliz Año en el Exterior! Carta a mis hermanos y primos (y amigos) fuera de Venezuela.

Para mí, este es el Fin de Año número 16 desde que me mudé a EE.UU., de esos 16, 15 los he recibido en el teléfono o en Skype y uno en Venezuela.

Para algunos de Uds. la historia es la misma, algunos de Uds. han experimentado esto unas pocas veces y algunos de Uds. está a punto de pasar por ésta experiencia por primera vez.

Los Venezolanos nos tomamos éste asunto del fin de año muy a pecho, es una fiesta familiar, es la celebración de finalizar un ciclo y comenzar otro en familia, recordando a los que no están y apreciando a los que aún tenemos a nuestro lado, es una noche para evaluarnos como individuos y como miembros de ese colectivo original al que pertenecemos (en el caso de la mayoría de nosotros, los Mijares) y también de ir incluyendo nuestros nuevos colectivos propios, la familia que hemos ido construyendo a medida que hemos crecido.

Les confieso algo, yo siempre imaginé que nuestros hijos crecería cercanos como nosotros lo hicimos, que aunque se llamasen primos, se sintieran hermanos, como nosotros nos sentimos, pero nuestras realidades son otras y ahora, esparcidos, nos toca vivir nuestras experiencias a nuestra manera.

A medida que han pasado los años, las cosas cambian y nos va a tocar dar a nuestras nuevas generaciones otras formas de conectarse y sentirse familia, pero eso solo podemos hacerlo sintiéndonos aún más familia entre nosotros.

No quiero extenderme demasiado, ya pronto tocará el primer “¡Feliz Año!”, aunque aún estemos a horas de “distancia” del último del día, pero quiero enviarles palabras de esperanza, ánimo y entusiasmo en el año que está por comenzar, ser un inmigrante no es fácil para nadie, pero tampoco es la peor cosa del mundo y en esta -para algunos nueva, para otros ya vieja- realidad nos toca desarrollar el futuro, el nuestro y el de nuestra familia, el de nuestro colectivo originario, nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros apellidos, nuestras experiencias.

Somos quienes somos, somos la recolección de vivencias y lo que hemos hecho con ellas, somos el amor y el apoyo que hemos recibido y es nuestro deber llevar esa bandera adelante en nuestras nuevas realidades.

A los que están en Venezuela:

Dice el dicho “Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde”, yo siempre pensé que sabía apreciar a mi familia, siempre he sentido, apreciado y llevado con orgullo ser hijo no solo de mi Mamá y de mi Mami (Abuela) y llamar Papá a mi abuelo, pero también ser hijo de mis tíos y mis tías, hermano mayor de mis primos… y sin embargo, desde hace 16 años he venido descubriendo cuánto significa realmente el que seamos familia y en días como hoy los extraños más que nunca.

A mi Mamá y mis hermanos:

Mamá, éste es siempre el día más difícil del año, no poderte abrazar a la medianoche me parte el alma, año tras año y lamento que ahora tienes a menos de nosotros para abrazar, pero desde aquí te abrazo y te beso con el alma. Le doy gracias a Dios porque tú eres mi mamá y porque de alguna manera, me parezco a ti. Te pido la bendición, como cada año y pido que sigas rezando por mi como siempre haces.

César, Dan, Alí, Alicia, los amo, entrañablemente, pienso en Uds todos los días, en mis sobrinos, en vernos de nuevo y pido a Dios que aunque ahora estamos regados en 5 países distintos nos permita un día tener la reunión familiar que merecemos desde hace mucho tiempo.

A todos:

Cualquiera sea nuestro apellido (Mijares, Frick, Frique, Rubes, Pirela, Cassitty, Gomila, Tovar, Loewenthal, Guillén, Freire, etc.) somos La Familia, nuestra familia y también somos Venezuela, nuestra Venezuela, el sitio común, el que nos vió nacer y el que nos hizo, de una manera u otra quienes somos. Ahora tenemos otra meta y otra experiencia en común, ser la mejor persona que podamos y, en ello, llevar en alto nuestra familia y nuestro país, el que nos dio la oportunidad de convertirnos en las personas que somos y al que le estaré eternamente agradecido por darme a una familia como la nuestra (no podía ocurrir en ningún otro lugar del mundo)

¡Feliz Año nuevo lleno de amor, esperanza, lucha y triunfos!

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s